Mediados de septiembre suele ser una época triste: se acaba el verano y por tanto las vacaciones, y es momento de regresar; algunos a clase, otros al trabajo… al fin y al cabo, vienen tiempos difíciles para todo el mundo que tenga que volver a la rutina. Ahora bien, no por ello debemos descuidar nuestro ánimo y bienestar. Ya sabéis lo que dicen: al mal tiempo, buena cara. Y nunca mejor dicho, porque justo de eso queremos hablar hoy: de caras.

Creemos que la mejor manera de afrontar todo lo que viene es con mucha positividad, y para ello es necesario lucir un rostro descansado, cuidado, y sobre todo feliz, porque como bien dice otra cita popular, la cara es el espejo del alma. Es por eso por lo que hemos pensado que vamos a daros unos cuantos consejos para un correcto cuidado facial, porque sabemos que después de vacaciones, mucho sol y con el cansancio añadido, nuestra piel puede estar resentida.

Para un correcto cuidado de nuestra piel es capital la hidratación y la limpieza en su justa medida. Se recomienda beber entre un litro y medio y dos litros de líquidos al día para hidratar la piel desde el interior y recuperar su vitalidad. Para reforzarlo, el uso diario de cremas y lociones hidratantes también es positivo, sobre todo después de las duchas, que tendrán que ser cortas, con agua tibia y sin abusar del jabón, porque de lo contrario es muy probable que aparezca sequedad.

Si bien es importante mantener cuidada la piel a diario, algo que sin duda favorece un mejor mantenimiento facial y dérmico es ponerse en manos de profesionales. Este mes, en 1850 Urban Spa tenemos de oferta un tratamiento facial muy completo y efectivo, llevado a cabo sin máquinas y únicamente con nuestras expertas manos, que hará que vuestra piel quede radiante, limpia y renovada después de la sesión. Os aconsejamos 100% que lo probéis, pues quedaréis extremadamente satisfechos.

Desde aquí os animamos a reservar vuestra plaza cuanto antes, y aprovechamos para desearos mucha suerte y daros muchos ánimos para estos días complicados de vuelta a la rutina. Esperamos que estos consejos os sirvan para que vuestra piel y vuestra cara sean un reflejo de vuestra positividad.